Archivo de la categoría: MERCANTIL Y CONCURSAL

¿Qué hacer tras un concurso de persona física?

Álvaro Represa. Abogado. Departamento de Derecho Mercantil.

Aunque desde la reforma concursal producida por el RD-Ley 1/15 de Segunda Oportunidad ya existía la posibilidad de exclusión del pago de los créditos concursales que no han podido ser satisfechos por insuficiencia de activo para deudores persona física o bien de que se abone en un plan de pagos a 5 años, nos encontramos ahora con la novedad jurisprudencial introducida por la Sentencia del Tribunal Supremo 381/2019 de 2 de julio.

¿En qué consiste la segunda oportunidad?

En primer lugar, examinamos brevemente en qué consisten las medidas establecidas para la segunda oportunidad o fresh start recogidas en el art. 178 bis LC. Debemos partir de que ha de haberse concluido el concurso de acreedores de la persona física para que pueda entrar a aplicarse dichas medidas. De esta forma, si finalizado el concurso el deudor no puede hacer frente a los créditos que quedan por satisfacer porque no quedan más bienes y derechos que realizar, podrá pedir al Juzgado que se le conceda un beneficio que le permitiría iniciar una nueva actividad sin verse lastrado por las deudas que quedaron pendientes o bien acordar un plan de pagos si no cumple todos los requisitos.

¿Qué ha cambiado ahora?

La novedad introducida por la STS 381/2019 de 2 de julio es que falla contra la Agencia Tributaria Estatal (AEAT) en caso de que el deudor no pueda acogerse a la opción de la exoneración sino a la del plan de pagos, considerando que para que se dé una verdadera segunda oportunidad, los créditos concursales públicos (incluye también a la Seguridad Social) también deben quedar sometidos al régimen establecido en el RDL 1/15 de Segunda Oportunidad. En caso contrario, dice, se entraría en una contradicción porque se tratarían las deudas privadas de una forma y las públicas de otra, quedando el pago de éstas al criterio de la Administración y no a las reglas concursales; e incluso, llegar a que se abonen créditos que se clasifican en el último rango de la escala que establece la LC sólo por el hecho de ser públicos antes que los privados que estuvieran en una escala superior.

Por tanto, el Tribunal Supremo se pronuncia ampliando las reglas establecidas para la segunda oportunidad también a los créditos de Derecho público en caso de que el deudor cumpla los requisitos para acogerse a un plan de pagos del pasivo que no se pudo abonar en el concurso de acreedores.

Si tiene cualquier duda o quiere que le gestionemos la fiscalidad de su alquiler vacacional, no dude en ponerse en contacto con nosotros mediante correo electrónico a asesoria@cmlzabogados.com o bien llamando al 952 217 950 o, si lo desea, podrá visitarnos en nuestro despacho situado en Alameda Principal número 44, 4º Derecha, 29005, Málaga.

BENEFICIOS DE SUSCRIBIR UN ACUERDO DE SOCIOS EN LAS SOCIEDADES MERCANTILES

La regulación de un acuerdo de socios, permite a la sociedad establecer desde el primer momento la forma de trabajar y funcionar no solo frente a terceros, sino que establece los derechos y obligaciones de los socios.

Constituye una norma de obligado cumplimiento para la sociedad y para los socios que la constituyen.

Normalmente dos personas constituyen una sociedad para desarrollar un negocio, basándose en las expectativas que se van a generar por la experiencia o competencia que cada uno de los socios aportará a la sociedad.

Se recomienda dicha regulación adicional cuando los socios tienen perfiles diferentes, como por ejemplo uno aporta el Know how o experiencia profesional y otro aporta capital.

Sirve para regular la actuación del administrador o el órgano de administración de la sociedad, evitando que el administrador desarrolle el negocio sin ningún tipo de límite o sin tener que contar con la autorización expresa de la junta de socios.

Los derechos de los socios están regulados en la Ley de Sociedad de Capital, pero las obligaciones se pueden establecer por medio de las prestaciones accesorias. Se regulan en la sociedad y permite saber las obligaciones que tiene que cumplir el socio para que permita ejecutarse el plan de negocio, el socio podrá obtener un beneficio o mejor dicho una retribución por dicho trabajo.

Es más puede constituir un marco mínimo aplicable a la sociedad, que permita a la sociedad seguir funcionando sin ningún problema en situaciones de desencuentro entre los socios, es decir, puede evitar que la sociedad ponga en peligro su propia existencia por desencuentros personales entre los socios.

Además permite regular la forma de separarse del socio disidente, la liquidación, acuerdos de reparto de dividendos, precio de recompra de los activos de la sociedad, etc.

Es un medio para evitar las disputas entre los socios debido de divergencias personales.

Y para que conste a los oportunos efectos, se emite el presente resumen de los beneficios del acuerdo de socios.

SE PUEDEN DEDUCIR GASTOS POR ACTIVIDAD ECONÓMICA, AUNQUE EL NEGOCIO ACUMULE PÉRDIDAS

Hasta ahora, Hacienda venía considerando que un negocio que no generaba beneficios, sino pérdidas, durante ejercicios consecutivos, no tenía carácter de “actividad económica”.

Esto ha afectado a muchos autónomos y empresas que, durante la coyuntura económica actual, han visto muy mermados sus ingresos, cerrando sus ejercicios económicos con pérdidas constantes.

No obstante, la realidad es que hay empresas que aun estando en esta situación luchan por sobrevivir y remontar económicamente. Pero mantener una empresa requiere unos gastos fijos (alquiler de local, suministro eléctrico y de agua, línea telefónica, Internet… etc.)

Estos gastos no eran deducibles para Hacienda cuando, por acumular continuamente pérdidas, un negocio no generaba beneficios. La Agencia Tributaria, en estos casos, no ha considerado al negocio que acumula pérdidas como “actividad económica”, imposibilitando, por tanto, la deducción de estos gastos fijos que anteriormente señalábamos.

Pues bien, una reciente sentencia del Tribunal Supremo ha puesto freno a esta forma de proceder y ha declarado que la existencia de beneficios no es un presupuesto para apreciar que exista “actividad económica”, volviendo a abrir la posibilidad de deducción de gastos relacionados con ella.

Por lo tanto, si ejerce usted una actividad económica o conoce a alguien que la ejerza, y no ha podido deducirse ciertos gastos relacionados con su empresa porque Hacienda consideraba que no ejercía “actividad económica” bajo el argumento de que no se generaban beneficios, sepa que puede usted defenderse al respecto.

Para ello, nuestro equipo de Asesoría Fiscal y el Departamento de Derecho Administrativo, estarán encantados de atender sus dudas, asesorarle e iniciar las acciones procedentes en defensa de sus intereses.

Juan Gabriel Guerra Gil

Responsable del Área de Derecho Administrativo

BENEFICIOS DE SUSCRIBIR UN ACUERDO DE SOCIOS EN LAS SOCIEDADES MERCANTILES

trato

La regulación de un acuerdo de socios, permite a la sociedad establecer desde el primer momento la forma de trabajar y funcionar no solo frente a terceros, sino que establece los derechos y obligaciones de los socios.

Constituye una norma de obligado cumplimiento para la sociedad y para los socios que la constituyen.

Normalmente dos personas constituyen una sociedad para desarrollar un negocio, basándose en las expectativas que se van a generar por la experiencia o competencia que cada uno de los socios aportará a la sociedad.

Se recomienda dicha regulación adicional cuando los socios tienen perfiles diferentes, como por ejemplo uno aporta el know how o experiencia profesional y otro aporta capital.

Sirve para regular la actuación del administrador o el órgano de administración de la sociedad, evitando que el administrador desarrolle el negocio sin ningún tipo de límite o sin tener que contar con la autorización expresa de la junta de socios.

Los derechos de los socios están regulados en la Ley de Sociedad de Capital, pero las obligaciones se pueden establecer por medio de las prestaciones accesorias. Se regulan en la sociedad y permite saber las obligaciones que tiene que cumplir el socio para que permita ejecutarse el plan de negocio, el socio podrá obtener un beneficio o mejor dicho una retribución por dicho trabajo.

Es más puede constituir un marco mínimo aplicable a la sociedad, que permita a la sociedad seguir funcionando sin ningún problema en situaciones de desencuentro entre los socios, es decir, puede evitar que la sociedad ponga en peligro su propia existencia por desencuentros personales entre los socios.

Además permite regular la forma de separarse del socio disidente, la liquidación, acuerdos de reparto de dividendos, precio de recompra de los activos de la sociedad, etc.

Es un medio para evitar las disputas entre los socios debido de divergencias personales.

Y para que conste a los oportunos efectos, se emite el presente resumen de los beneficios del acuerdo de socios.