Archivo de la etiqueta: hacienda

TARIFA PLANA PARA NUEVOS AUTÓNOMOS

calculator-385506_640

Requisitos para acceder a la tarifa plana para nuevos autónomos, CUOTA REDUCIDA DE AUTONOMOS.

  • Todos los nuevos autónomos independientemente de la edad
  • No haber estado de alta como autónomo durante los cinco años anteriores.
  • No emplear trabajadores por cuenta ajena.
  • No ser administrador de una sociedad mercantil.
  • No haber recibido anteriormente bonificaciones de la Seguridad Social como autónomo.
  • No ser autónomo colaborador.
  • No tener pluriactividad con trabajo por cuenta ajena y propia

Detalles de la tarifa plana para nuevos autónomos
Tarifa 2014:

  • 53,07 euros durante los seis primeros meses, 80% de reducción de la cuota.
  • 130,91 euros desde el mes 7 al 12, 50%  de reducción de la cuota.
  • 183,28 euros desde el mes 13 al 18, 30% de reducción de la cuota.

* Jóvenes menores de 30 años y mujeres menores de 35 tienen una  bonificación adicional: la cuota de 183,28 euros se mantiene desde el mes 19 al 30.

En el caso, de que se tratarán de autónomos económicamente dependientes, es decir, aquellos que realizan fundamentalmente su actividad laboral para un solo cliente del que perciben al menos el 75% de sus ingresos, tendrían que pagar una cotización adicional por cese de actividad (desempleo) que consistiría en aproximadamente en unos 20 € adicionales a las cuotas ya señaladas.

En estos casos, habría que formalizar por escrito un contrato, bastante similar a los del Régimen general que realizáis.

El trabajador cotizaría a la seguridad social y tendría derecho a cualquier tipo de prestación, siempre y cuando reúna los requisitos que se establecen para cada una de ellas, incluso desempleo (ésta última sólo para trabajadores económicamente dependientes).

Estos autónomos tendrían la obligación de realizar, en el inicio de actividad, su alta en la Seguridad Social y Hacienda Y realizar los impuestos que por su actividad correspondan.

PAPÁ, NECESITO UN PRÉSTAMO

Cómo pedir dinero a familiares y amigos para montar un negocio.

¿Sabéis que si tu padre te presta dinero, Hacienda te exige que sea a un tipo de interés de mercado? ¿Y que tenéis que registrar el contrato en vuestra comunidad Autónoma? ¿O que tu progenitor tiene que incluir en la Renta los intereses como rendimientos de capital?

Sobre el 80% de las pymes que solicitan financiación a entidades de crédito encuentran serios problemas para conseguirla. Sencillamente es que no lo consiguen, según los datos del Consejo Superior de Cámara de Comercio. Así,  una de las fórmulas más habituales a las que se ven obligados a acudir los pequeños empresarios es el préstamo procedente de familiares y amigos, que habitualmente se formaliza mediante un contrato privado entre el prestamista (el que aporta el dinero)  y el prestatario (el que lo recibe).

La principal ventaja del préstamo efectuado por familiares es que dos partes pueden pactar las condiciones con mayor libertad que cuando se pide el dinero a una entidad bancaria. Aspectos tan importantes como los plazos y la retribución del préstamo.

Como el tema que estamos tratando es de préstamos basados en la confianza y en la intención de ayudar a un familiar, lo habitual es que se pacte condiciones de plazo e interés lo más favorable posible para el prestatario. Pero la Agencia Tributaria manifiesta que puesto que se obtiene un rendimiento económico de él (montar un negocio con el que vas a obtener ingresos), tiene que tener un tipo de interés superior a cero y que tiene que ser de mercado. Aunque haya sentencias que permiten poner un interés cero en los préstamos entre familiares, en este artículo comentamos lo que dice Hacienda.

El emprendedor no debe olvidar, que cuando existen operaciones vinculadas, entre los que están los préstamos a una sociedad…, fiscalmente las operaciones se entienden realizadas por su valor de mercado, sin admitirse prueba en contra.

¿Y si el emprendedor es un autónomo y no hay sociedad de por medio? También es posible que el importe del préstamo lo reciba directamente el emprendedor y sea éste quien lo aporte a la pyme. Este tipo de préstamo es muy interesante para él, porque recibe el dinero como particular y con posterioridad lo aporta a la empresa como capital propio. Esto de cara a bancos e inversores profesionales, demuestra que se ha implicado en el proyecto y resulta muy positivo.

Los riesgos que conlleva esto es que el empresario es responsable de la deuda que seguirá viva aunque la empresa se hunda. Por eso, está fórmula conviene cuando la relación entre las partes es muy estrecha. Pero en el caso de un amigo, puede ser mejor evitar la garantía personal recurriendo a otro tipo de financiación, es una recomendación.

Y otra cuestión importante es: y en Renta qué?

¿Cómo se traslada todo esto a la declaración de la Renta de prestamista y prestatario? Lo mejor es exponerlo en con un ejemplo. Un padre le presta a su hijo 15000€ para arrancar un negocio.  El hijo se compromete a devolverle el préstamo mensualmente. El hijo paga 500€ de préstamo y 50€ de intereses mensualmente. A la hora de hacer la declaración de la renta el hijo tiene que contabilizar esos 50€ como gasto financiero y el hijo se los puede deducir, y el padre tiene que incluir esos 50€ mensuales como rendimiento de capital mobiliario y no tiene derecho a deducción de ningún tipo.

Lo que tiene que quedar claro el documento físico en cuál se va quedar plasmado el préstamo.

prestamo

FRACASO DEL CRITERIO DE CAJA

La Ley de Emprendedores (Ley 14/2013 de 27 de Septiembre) introdujo un nuevo régimen fiscal de IVA de criterio de caja. Inicialmente, el plazo para solicitar la inscripción al nuevo régimen, la cual se hace a través del modelo 036, era hasta el 31 de diciembre, pero su plazo se amplió posteriormente hasta el próximo 31 de marzo.

El criterio de caja, que pretende evitar el adelanto del IVA por las facturas no cobradas, fue solicitado por diversas asociaciones de empresarios. A primera vista todo parecía fácil pero lo cierto es que tanto las obligaciones administrativas y de comunicación de los datos a la Agencia Tributaria que conlleva a quién se acoja a este régimen, como por otro lado el doble criterio en la liquidación del impuesto que debe seguir quienes trabajen con los que así estén acogidos al criterio de caja, supone enormes trabas para inclinarse hacia este régimen. De hecho, hay numerosas empresas que han manifestado que no quieren trabajar con quienes se acojan al criterio de caja.

Todos estos problemas, se han visto reflejados en los últimos datos (aún no oficiales) sobre los contribuyentes que se ha acogido al criterio de caja. Parece ser, según fuentes consultadas y no definitivo puesto que el plazo de solicitud aún no ha terminado, muestra que sólo hay unas 5.500 solicitudes.

En marzo se conocerán las cifras oficiales definitivas. El Sindicato de Técnicos de Hacienda, ha comentado que esta medida está siendo un fracaso. Según fuentes del secretario de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos, comenta que la cifra es baja, sobre unos 20.000 activos. Hacienda estimó que la cifra sería de unos 140.000 activos.

La sensación que hay es que esta medida ha llegado mal y tarde. De haberse iniciado antes muchos autónomos hubiesen mantenido su actividad.

Como conclusión, estamos a la espera de que el Gobierno se replantee este nuevo criterio de caja, que anunció como una medida espectacular de la Ley de Emprendedores, que según se percibe de esta situación ha sido un fracaso en toda regla.